Inicio >> Local >> Raúl Flores: “Más que una realidad, la igualdad de las personas es una aspiración”

Raúl Flores: “Más que una realidad, la igualdad de las personas es una aspiración”

  • Ana Arias
  • 12 Enero 2017
  • 0
Este jueves 12 de enero, el teatro del Seminario de San Atilano albergará la conferencia titulada ‘La transferencia intergeneracional de la pobreza: factores, procesos y propuestas para la intervención socioeducativa’. La ponencia dará comienzo a las 20.00 horas y está abierta a todo el público.

La pobreza se hereda. Esta es una de las principales excluidas por un informe reciente sobre la transmisión de esta penuria. El sociólogo Raúl Flores, miembro del equipo de estudios de Cáritas Diocesana, ha sido el encargado de coordinar este estudio promovido por la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada) y este jueves dará a conocer los resultados en Zamora. 

La conferencia tendrá lugar a partir de las 20.00 horas en el teatro del Seminario de San Atiliano y, en ella, Flores estará acompañado por Carmen García, responsable del Programa de Infancia, Adolescencia y Familia de Cáritas Española.

Desde la entidad organizadora señalan que es “una oportunidad única de conocer de primera mano las conclusiones de este informe que afecta al trabajo diario de la entidad y que ofrece un perfil muy concreto sobre la realidad de las familias que llegan a Cáritas”. En una breve entrevista concedida a Zamora24horas, el sociólogo avanza algunos detalles del estudio y de la conferencia. 

¿Cómo surgió la idea de realizar este informe?

El origen de este informe parte de la preocupación que teníamos los profesionales de la acción social, entre ellos los de Cáritas, porque en ocasiones atendíamos a los hijos de aquellas personas que ya habíamos atendido hace quince o treinta años. Es decir, de alguna forma había una observación de que las condiciones de vida de padres e hijos estaban asociadas. Dicho de otra manera, observamos que las personas que durante su infancia y su adolescencia habían vivido en una situación de pobreza, tenían mayores riesgos de tener problemas económicos y vivir en situación de pobreza cuando eran adultos. 

Hubo una observación de que las personas que venían en origen de familias en pobreza tenían muchas dificultades para ascender en su estatus económico, ese ascenso social que nos permite mejorar las condiciones económicas de nuestra familia de origen pero que en muchas ocasiones no funciona para las personas pobres o muy humildes. Después de esta constatación, la primera preocupación que nos vino fue: vaya, si las condiciones de vida de padres e hijos están asociadas de esta manera, entonces esa teórica igualdad de las personas más que una realidad es una aspiración. 

¿Cuál fue la metodología de estudio?

El informe está basado en un primer trabajo de análisis de otros informes y de otros datos para hacer una primera aproximación, conocer lo que otros han trabajado. A partir de ahí, en segundo lugar, se hicieron historias de vida usuarias y no usuarias de Cáritas para ver cuál había sido su trayectoria vital y cómo habían transitado desde sus familias de origen hasta la situación que actualmente tenían. 

Y además, utilizamos las principales conclusiones que el Instituto Nacional de Estadística realizó en 2005 y 2011 en las encuestas de condiciones vida. Con lo cual, básicamente el 80% del informe se basa en esta fuente estadística oficial.

En esas conclusiones la Educación juega un papel fundamental…

Así es, es algo crucial. Cuando observamos cómo cambia el riesgo de pobreza de las personas a día de hoy en función de las estudios de sus padres, comprobamos por ejemplo que el riesgo de pobreza se multiplica por dos, es decir, se duplica, cuando los padres no completaron ninguna etapa educativa. Es decir, las personas que viven a día de hoy y que provienen de padres que no completaron ningunos estudios, ni siquiera los estudios primarios, tienen el riesgo de pobreza del conjunto de la población. 

Es un dato ejemplificador de cómo la educación de las personas está influyendo en ese mayor riesgo de pobreza. Otro dato: ocho de cada diez personas cuyos padres no alcanzaron la Educación Primaria, no han conseguido completar la Educación Secundaria. 

¿Cuáles son los otros factores?

La situación laboral de los padres. El riesgo pobreza a día de hoy, cuyos padres estuvieron desempleados largos periodos cuando ellos eran niños o adolescentes, también se duplica. 

Otro elemento correlacionado: que las personas estudiadas sufrieran graves dificultades económicas cuando eran niños o adolescentes. En este caso: se multiplica el riesgo de pobreza por 1,5. Otro dato: ocho de cada diez personas que vivieron problemas económicos cuando eran niños o adolescentes, los están reviviendo en la actualidad. 

La crisis tampoco ha favorecido a esta situación...

Todo esto se produce en un contexto donde ha habido un debilitamiento del Estado de Bienestar y de las políticas sociales en nuestro país. Para las inversiones en Familia e Infancia se destina el 1,3% del PIB, casi la mitad de lo que se invierte de media en la Unión Europea (un 2,2%). Es una situación tan grave que según un informe de Unicef, España ocupa la posición 41 de los países que menos PIB dedica a Familia e Infancia. 

Un ejemplo de este de debilitamiento en políticas sociales es que en 2009, el Estado invertía 343 euros per capita al año, ya una situación mala, pero en el año 2013, se convirtieron en 295 euros. Es decir, en medio periodo de crisis económica, cuando más necesidad tenían las familias, sobre todo con hijos a cargo, hemos hecho una ‘desinversión’.

Parece un bucle sin salida… ¿cuáles son las soluciones?

Sí, así es, desde la Fundación cada vez que elaboramos diagnóstico siempre damos un paso hacia lo ‘propositivo'. Aunque puede haber muchas otras alternativas, nosotros destacamos dos vías de trabajo. Una en primer lugar para la Administración, para las políticas públicas. Las medidas más importantes que proponemos son: 

- Invertir como prioridad en Educación. Que el producto educativo no dependa en ningún caso de las capacidades económicas o culturales de los padres de estos niños.
- Reducir de la desigualdad social y económica de España. Actualmente, dentro de la Unión Europea, España es el cuarto país con más desigualdad. Un puesto que nos hace pensar que las políticas redistributivas no están siendo suficientes, es decir, tenemos que diseñar políticas redistributivas que reduzcan esa desigualdad y que permitan facilitar esa movilidad social.  
- Garantizar recursos suficientes a las familias por ejemplo a través de las rentas garantizadas de ingresos. Esto se traduce en que haya una protección universal a las familias con hijos. Es decir, que cualquier familia que tenga hijos, pueda recibir un importe económica para ayudar a la crianza y al sustento de esos hijos. 
- Apoyar y orientar la labora parental, nadie nace sabiendo ser padre. Sería importante que hubiera un apoyo, una educación para todas las familias y en especial a las más necesitadas.

Otra, en segundo lugar, a las entidades sociales:
- Abordar de forma global las situaciones. Cuando un niño se encuentra en una situación de pobreza, no podemos pretender abordar la pobreza de ese niño sin abordar el contexto, su familia. 
- Realizar programas para todos, no directamente dirigidos a niños con situación de pobreza o exclusión social. Es importante que esas personas se relacionen con todos los estratos sociales. 
- Potenciar vínculo social de vecinos y familiares. 
- Permitir que las familias sean las protagonistas de estos procesos participativos y puedan tener capacidad para opinar.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.